Sobre  nosotros

LA HISTORIA DE OMBAKKAYU

Ombakkayu empezó una tarde de verano de 2006. Una tarde de verano en Barcelona, una de esas tardes calurosas en las que no hay ni una alma en la calle y solo se oyen las chicharras cantar en lo alto de los pinos mediterráneos. Una tarde de agosto en que la imaginación voló, y junto a mis primos nos olvidamos del aburrimiento porque ni cortos ni perezosos nos aventuramos a crear nuestra propia balance board. Toda la tarde en el taller, en gran compañía y manos a la obra tuvimos tabla para disfrutar horas y horas, tardes, días y meses.

Con el paso del tiempo la tabla se quedó algo olvidada hasta que volvió para ser mi mejor aliada debido a una operación de rodilla. La práctica de un ejercicio sin impacto me ayudó a reforzar la musculatura y a recuperarme.

Las almas inquietas no dejan nunca de viajar, tenía que calmar mi sed por ver y descubrir mundo​...y terminé viviendo en Reino Unido, en la ciudad de Crawley. ¿Inglaterra? Lluvia sí, lluvia también. Moquetas y alfombras en todos los suelos. ¿Os lo imagináis verdad? Fabriqué mi segunda balance board y me hice con uno de los cilindros de Indoboard. La usé sin pausa, la usamos sin pausa, la compartí con mis amigos y a todo el mundo le encantaba, probamos trucos, saltos, equilibrios…

Fue ahí, en ese momento, cuando decidí que algún día tenía que crear mi propia marca de balance board. Y nada más y nada menos que en este 2020, en plena pandemia mundial, con mucho tiempo, ganas y emoción, desde casa me puse manos a la obra y le dí vida a Ombakkayu.

¿Te unes a nuestra aventura?